International Student Guide to the United States of America        American Graduate Education
American Community College       Indian Student Guide to American Higher Education
Estudio en los Estados Unidos
Solicitud de información  |  Oferta de programas  |  Búsqueda por programa  |  Búsqueda por ubicación  |  Folletos disponibles

La Transición de la Escuela Secundaria a la Universidad en los Estados Unidos
Going from High School to College in the United States

Introducción
Cada año en los Estados Unidos, cientos de miles de estudiantes de secundaria se preparan para entrar a centros de estudios superiores y la universidad. El proceso de pasar de ser un estudiante de último curso de bachillerato a un estudiante universitario de primer año está lleno tanto de desafíos como de oportunidades. Para la mayoría de los jóvenes es un periodo de cambio y de crecimiento personal. Los motivos para querer ir a la universidad son muchos, pero para varios el deseo de buscar su desarrollo intelectual con la esperanza de encontrar un empleo que les proporcione satisfacción personal, junto con la capacidad de ganar salarios más altos. No obstante, todos los solicitantes tendrán que tomar muchas decisiones y sobrepasar muchos desafíos para hacer la transición de la escuela secundaria a la universidad.

Cómo Prepararse Para la Universidad y Conseguir el Ingreso
Los estadounidenses se enfocan mucho en el futuro y los que solicitan ingreso a la universidad tienen que tener en cuenta muchas cosas mucho antes de cursar su último año en la escuela secundaria. Incluso en algunas escuelas intermedias los asesores académicos ayudan a los padres y a los estudiantes a planificar sus futuros cursos. No obstante, la mayoría de los estudiantes de secundaria que tienen la intención de asistir a un centro de estudios superiores o la universidad deberán tomar cursos en matemáticas, ciencias, inglés y otros que les permitan satisfacer los requisitos universitarios. Otro de los requisitos importantes a tenerse en cuenta podría incluir el promedio escolar acumulado (GPA, por sus siglas en inglés) basado en las calificaciones obtenidas durante el bachillerato. Otros centros universitarios y universidades tienen en cuenta las afiliaciones a equipos u organizaciones extracurriculares a las que estaba afiliado el estudiante. Además, la mayoría de las escuelas exigen que los estudiantes tomen pruebas y exámenes de ingreso a la universidad, los cuales evalúan la capacidad del estudiante para realizar trabajo académico a nivel universitario. Los dos exámenes más populares son el ACT (Examen del Colegio Americano) y el SAT (Examen de Aptitud Escolar), los cuales examinan las habilidades del estudiante en las materias de inglés, matemáticas, lectura y ciencia. Puede que también se administre una prueba por escrito. Es posible que también se le exija tomar el examen TOEFL (Examen de inglés como idioma extranjero) si el estudiante no es residente permanente o ciudadano de los Estados Unidos. Y, por último, puede que el estudiante tenga que tener una entrevista en el centro universitario o universidad como parte del proceso del ingreso.

El Financiamiento de la Universidad
La mayoría de las familias pagan por el coste de la universidad de sus hijos utilizando una combinación de ahorros personales, ingresos percibidos actualmente y préstamos. Además, la ayuda económica por parte del gobierno, universidades y becas privadas ayudan a sufragar los gastos de sus estudios. Con frecuencia, las familias participan en planes de ahorros para la universidad para prepararse a enfrentar el precio de la matrícula, el cual ha subido de manera considerable en los Estados Unidos. Además, los estudiantes y sus familias solicitan ayuda federal a través de programas de préstamos federales (Stafford, Perkins) o subvenciones gratuitas (Pell), al igual que de bancos privados. Los estudiantes también solicitan becas de negocios y fundaciones de su localidad. Un grupo pequeño de estudiantes consideran el seguir una carrera militar a cambio de la ayuda financiera prestada por las fuerzas armadas de los EE.UU. Mientras van a la universidad, muchos de los estudiantes obtienen trabajos a tiempo parcial dentro o fuera del recinto universitario para complementar sus finanzas.

La Selección del Centro de Enseñanza Superior o Universidad
Al decidir donde ir a cursar estudios universitarios, los estudiantes de bachillerato tienen que escoger entre algunas opciones básicas. ¿Ofrece la escuela el programa o los cursos en la especialización o subespecialización que han seleccionado? ¿Qué tipo de actividades extracurriculares u organizaciones estudiantiles tienen disponible? ¿Qué tipo de instalaciones ofrece la universidad? ¿Cuál es la clasificación o la reputación de la escuela? ¿Cuáles son los requisitos para ingresar? ¿Cuánto cuesta? ¿Dónde está ubicada la escuela? ¿Es una escuela mixta o con una población estudiantil variada? Estas preguntas, con frecuencia, requieren la participación de asesores académicos, de la familia, profesores, entrenadores, amigos y del mismo centro universitario; el centro universitario, por lo general, ofrece un recorrido a pie del recinto universitario, materiales de promoción y reuniones con el profesorado, el personal y los antiguos alumnos para ayudar a los estudiantes con este proceso. Pero al final es el estudiante el que debe decidir si la institución académica encaja bien en sus planes o si el mismo desea inscribirse en cualquier otro lugar.

Ser Estudiante Universitario
Una vez en la universidad, los estudiantes son sumamente conscientes de la manera y el horario en que serán examinados. Las universidades que siguen el sistema del semestre (un periodo de 12 a 16 semanas) evalúan a los estudiantes mediante exámenes, trabajo de laboratorio, proyectos, ensayos e investigación en el transcurso del periodo académico, pero siempre se puede anticipar que habrá exámenes a mediados del semestre (que se administran a mitad del periodo) y exámenes finales (que se administran al final del periodo académico). Los estudiantes generalmente tienen mayor cantidad de deberes académicos y "empollan" o se quedan estudiando toda la noche para prepararse para los exámenes. El aumento en el volumen de trabajo excede al de la escuela secundaria. Además, para muchos estudiantes, el ir a la universidad significa vivir fuera del hogar de su familia por primera vez de vivir fuera. Aunque la recién encontrada libertad les da la oportunidad de ser más independientes, también exige más tiempo del estudiante, inclusive su participación en organizaciones estudiantiles y acontecimientos sociales. Todo esto significa que los estudiantes sienten mayor presión para manejar su tiempo al mismo tiempo que mantienen buenas calificaciones. La transición a la universidad puede también significar el tener que vivir en una ciudad grande por primera vez, vivir con un compañero de apartamento, cocinar por cuenta propia, tomar decisiones personales con respecto al alcohol o relaciones y buscar su propia identidad. Con frecuencia, la experiencia de asistir a la universidad representa con una experiencia transformadora para los jóvenes adultos.

Solicitud de información       Oferta de programas       Búsqueda por programa        Búsqueda por ubicación       Folletos disponibles       Hogar
A Spindle Publishing Company Publication • www.spindlepub.com